La comodidad para desempeñar cualquier actividad es algo indispensable, sobre todo si de trabajo se trata, por lo que en las temporadas de frío es indispensable contar con prendas que brinden protección contra la inclemencia del tiempo durante nuestra jornada laboral, sobre todo si trabajamos en exteriores, cuartos fríos o instalaciones especiales.

Entre las ventajas que ofrece la ropa térmica en el trabajo está que aumenta la sensación de bienestar y ayuda a mantener la temperatura corporal de forma adecuada, independientemente de las condiciones climáticas y la actividad física que realizamos. Además, existen distintos grosores y diferentes niveles de adaptabilidad térmica, dependiendo del uso que se vaya a dar a la prenda.

La ropa térmica puede estar hecha de varios materiales, siendo el nylon el más común ya que se adapta al cuerpo sin dejar huecos entre la piel y la prenda, es resistente al maltrato, se seca muy fácilmente y regula la temperatura corporal.

Además, el tener la talla adecuada es algo imprescindible para obtener los mayores beneficios de las prendas térmicas, ya que si es demasiado grande la ropa no permite una ventilación óptima, y si es más chica resulta incómoda.

Contacte a los expertos de La Tijera para conocer más sobre las diferentes líneas de ropa térmica, uniformes y prendas en general que confeccionamos para adaptarnos a sus necesidades.